La Pandemia del Corona Virus en la República Dominicana ha provocado que el servicio a domicilio que ofrecen farmacias, supermercados, colmados y lugares de expendios de comidas cocidas, así como empresas de envío de alimentos, sea clave para que los dominicanos puedan abastecerse de los alimentos básicos sin salir de sus hogares.

Además de las decisiones políticas y sanitarias para frenar el desarrollo de la este Virus en al país, diversos sectores de la economía se han visto afectados, tanto positivamente como son los casos de supermercados y farmacias, así como los que han sido afectados negativamente y mayor medida como es el caso del turismo, hotelería, viajes, realización de eventos, educación, zonas francas industriales, publicidad entre otros.

Somos conscientes de la distancia que debemos mantener con el repartidor en el momento de la entrega, pero las medidas de higiene continúan después. Además de no tocarnos la cara antes de lavarnos las manos después de haber recibido el pedido, conviene incorporar buenas prácticas y hábitos que ayudan en desinfección y tranquilidad.

Se trata de medidas preventivas, ya que, de momento, no hay evidencias de transmisión alimentaria del COVID-19. De hecho, no hay pruebas de que ningún virus respiratorio se haya transmitido a través de los alimentos en el pasado.

Es por todo esto que he decidido hacer este artículo de las buenas prácticas ante esta crisis sanitaria que vive el mundo, el cual con una implementación efectiva podemos mitigar, reducir o eliminar la propagación del Covid-19 en el país.

¿Qué es una Buena Práctica?

Una Buena Práctica es una experiencia o intervención que se ha implementado con resultados positivos, siendo eficaz y útil en un contexto concreto, contribuyendo al afrontamiento, regulación, mejora o solución de problemas y/o dificultades que se presenten en el trabajo diario de las personas en los ámbitos clínicos, de la gestión, satisfacción usuaria u otros, experiencia que pueden servir de modelo para otras organizaciones.

Una buena práctica cumple con algunas características como:

  • Presenta un resultado valioso para el usuario
  • Es sencilla y simple.
  • Emerge como respuesta a una situación que es necesario modificar o mejorar.
  • Es pertinente y adecuada al contexto local en donde se implementa
  • Es sostenible en el tiempo (puede mantenerse y producir efectos duraderos)
  • Fomenta la replicación de la experiencia en una situación distinta, pero con condiciones similares
  • Es innovadora (entendiendo que la innovación no sólo implica una nueva acción, sino que puede ser un modo diferente y creativo de realizar prácticas tradicionales o de reorganizarlas).
  • Considera elementos de evaluación de resultados, retroalimentación de las acciones y reorganización de ellas a partir de lo aprendido.

Existen tres tipos de experiencia:

  • Experiencia exitosa:Experiencia con buenos resultados, que no necesariamente se ha convertido en práctica.
  • Práctica prometedora:Experiencia exitosa que cuenta con elementos que permitirían institucionalizarla.
  • Buena Práctica:Experiencia que parte de un resultado valioso desde la perspectiva sanitaria (Atención Primaria) y que s e sostiene en el tiempo.

La difusión de Las Buenas Practicas recoge y valora el trabajo, los saberes y las acciones que realizan las personas en su trabajo cotidiano, permitiendo generar conocimiento válido empíricamente, transferible y útil.

El delivery es ideal para evitar este escenario, sobre todo para los grupos vulnerables como son las personas mayores y los enfermos. Los expertos aseguran que hasta ahora no se conoce ningún caso de COVID-19 que haya sido transmitido a través de los alimentos, así que la mayor preocupación y el principal riesgo para el contagio, “Es la exposición al ir a comprar a un supermercado o mercado y tener contacto con otros ciudadanos. Es por ello que se hace necesario seguir las Buenas Practicas que se presentan a continuación.

Buenas Practicas en la distribución y delivery de alimentos:

  1. En caso que tu empresa pueda operar físicamente, cumple con las medidas de seguridad, limpieza e higiene requeridas para evitar productos o trabajadores infectados, mediante capacitaciones, packaging adecuados, y campañas de desinfección en las instalaciones. El contenedor, mochila o similar donde se transportan los alimentos debe ser de materiales lisos y lavables. Debe ser desinfectado antes de comenzar a repartir los alimentos de la siguiente manera:
  2. Lavar las superficies internas y externas con agua y detergente. Enjuagar con agua.
  3. Desinfectar las superficies con un trapo humedecido con alguno de los siguientes desinfectantes:
    • 1 % de hipoclorito.
    • 70 % de alcohol etílico (alcohol rectificado).
  4. Secar con toalla papel descartable antes de colocar los alimentos.
  5. Nunca apoyar en el suelo directo, sobre soporte al menos 10 cm del suelo.
  6. Al regresar al local no apoyar sobre mostradores ni mesadas, mucho menos sobre mesas para consumidores.
  7. En todo momento el personal que realiza el delivery deben usar alcohol en gel para las manos. Cuando cuenten con pileta deberán lavarse las manos con agua y jabón y secarse con papel descartable.
  8. Brinda a tu personal la protección necesaria, así ellos realizarán sus trabajos de forma segura, evitando el contagio o propagación del virus.
  9. El delivery siempre debe utilizar tapabocas y guantes, evitando tocarse la cara. Además, debe seguir las recomendaciones aprobadas por las autoridades sanitarias, el cual deben ser aplicadas por todos los trabajadores, proveedores y clientes. En caso de que los guantes se rompan, estos deben ser reemplazados previo al lavado de las manos, según las recomendaciones sanitarias.
  10. El alimento a ser entregado debe estar dentro de un envase hermético o en su defecto muy bien envuelto para que las manos del delivery no lo toquen. Los alimentos cerrados y/o bien envueltos se colocan en el contenedor desinfectado.
  1. Las personas que reciben los alimentos listos para consumir, deben quitar el primer envoltorio, descartarlo y lavarse las manos antes de consumir el alimento.
  2. Los alimentos que vienen en envases de plástico, vidrio, enlatados y los envases de tetrabrik herméticos deben ser lavados con agua y detergente bajo el grifo de agua.
  1. Respecto de la manipulación de alimentos se sugiere el lavado de manos antes de tocar «alimentos cocinados o listos para comer, después de manipular o preparar alimentos crudos, después de manipular residuos, después de las tareas de limpieza, después de usar el baño, después de sonarse la nariz, estornudar o toser, después de comer, beber o fumar y después de manejar dinero».
  2. Los usuarios deben utilizar guantes para recoger sus paquetes de la puerta, además, se pueden retirar los productos de los envases en los cuales son entregados, desechándolos cuidadosamente y desinfectándolos o, de ser comida hecha, poniendo el contenido en un plato, luego se recomienda botar los guantes y lavarse las manos.
  3. Haz uso de herramientas que faciliten la comunicación permanente entre empleados y puestos clave de la empresa para la coordinación y seguimiento de las actividades dentro de la empresa, algunas de estas herramientas son, Zoom, Webinar o Hangouts.
  4. Si eres una empresa industrial, monitorea detalladamente los tiempos de producción, o recepción de la mercadería, así como la rotación de los inventarios y los productos ofertados en línea, para no tener mermas importantes o falta de stock, pues un mal cálculo te podría golpear dos veces.
  5. Después de cada entrega el personal se debe lavar las manos durante 20 segundos como mínimo, aun si se usan guantes, dado que, si están contaminados, pueden propagar los gérmenes a las manos.

 Buenas Practicas al cliente recibir los pedidos

  1. Identificar una zona de recepción: Conviene asignar una superficie específica de la cocina para apoyar el pedido para saber con certeza qué áreas se deberán desinfectar luego.
  2. Descartar el packaging: Antes de abrirlo, hay que lavarse las manos. Se descarta la bolsa y el empaque externo en otro espacio seleccionado de la cocina. Identificar áreas de acuerdo con sus funciones es útil para conservar la limpieza y no tener que higienizar toda la cocina cada vez que traemos algo del exterior.
  3. Traspasar la comida a un recipiente propio: Una vez descartados los empaques, se debe hacer un nuevo lavado de manos. Así como definimos una zona para apoyar todo lo que llegue de afuera, también vamos a disponer de otro espacio para colocar lo que está limpio. Allí vamos a dejar preparado un recipiente propio y limpio para pasar la comida. Antes de comer, se sugiere un tercer lavado de manos.
  4. No enloquecer: Durante todo el proceso no debemos ni tocarnos ni tampoco otras superficies de la cocina. Hay que conservar el sentido común. En el caso del helado, por ejemplo, no es necesario sacarlo del envase: alcanza con pasarle un trapo de agua con lavandina por el exterior.

Buenas Practicas en la Empresas que realizan Delivery

  1. Plan de Limpieza e Higiene Sanitaria. Mantener un plan de limpieza, desinfección e higiene en el local de negocios alimentarios, eliminando la suciedad visible, los desperdicios, grasa o restos de alimentos, así como seguir el proceso de eliminación de los microorganismos, con productos desinfectantes adecuados para cada área o espacio.
  2. Control de Temperatura de los alimentos. Este plan tiene el objetivo de evitar la proliferación de microorganismos y toxinas en los alimentos, mediante un control de temperatura en todas las fases de elaboración y de conservación de los alimentos.
  3. Etiquetado y envasado: es necesario marcar todos los productos ya elaborados, como los diferentes ingredientes de la cocina, con una fecha de apertura del envase, elaboración y caducidad del mismo. Además, deberá de cubrir y conservar el producto, para su correcta conservación, en envases adecuados a las características del alimento.
  4. Plan de Trazabilidad: garantizar la posibilidad de seguir el proceso de un alimento, desde su compra –proveedores-, proceso de producción -cocina- y hasta su venta final –local-.
  5. Higiene personal: es necesario que los trabajadores tengan unas buenas prácticas limpieza e higiene personal. Limpieza de manos, pelo, nariz, boca, oídos, cubrirse las heridas o rasguños, que no fumen, no utilizar joyas y complementos, mantener el uniforme o vestuario limpio, etc.
  6. Información al consumidor: deberá de mantener informado al consumidor, de los ingredientes utilizados, así como el punto de cocción de los mismos, sobre todo, si se trata de productos en crudo.

 Caso de Restaurantes que ofrecen servicio a domicilio

Los restaurantes que siguen funcionando con envíos a domicilio deben reforzar las medidas sanitarias en sus procedimientos para asegurar opciones sabrosas y seguras en todos los pasos: desde preparar los platos hasta dejarlos en las puertas de las casas.  Debido a que no existe un protocolo oficial de higiene, cada local toma las recomendaciones de acuerdo a su propio criterio que, en la mayoría de los casos, parece coincidir. Aquí recopilamos algunas de las practicas que se recomiendan a continuación:

 

  1. Cocineros: Los cocineros trabajan con uniformes limpios que solo utilizan en el área de trabajo y que, a su vez, se rocían con solución sanitizante junto con las suelas del calzado especial.
  2. Manos y superficies: La instancia del lavado de manos se repite con más frecuencia que en circunstancias normales. Lo mismo sucede con la desinfección de superficies y utensilios. Muchos han adoptado un horario de alarmas para sistematizar y asegurar la limpieza.
  3. Síntomas: Antes de ingresar en el local, se les toma la temperatura a los empleados y se chequea que ninguno presente otros síntomas relacionados con el virus. Esta práctica está siendo aplicada en la mayoría de los restaurantes y pastelerías.
  4. Materia prima: En cuanto a la manipulación de la materia prima, se lavan y sanitizan las frutas y verduras que luego son colocadas dentro de cajones limpios y desinfectados. Se evita el ingreso de proveedores a los establecimientos mientras que todos los paquetes y bolsas de otros ingredientes son rociados con solución desinfectante antes de ser guardados en heladeras o depósitos.
  5. Elaboración: La mise en place se realiza con los ingredientes colocados en recipientes cerrados y se cocina prestando atención tanto al sabor como a la higiene.
  6. Delivery: Los platos son empaquetados en espacios separados de la cocina. Todos los elementos del packaging como plásticos, papeles, cartones o bolsas son higienizados antes de colocar la comida preparada para asegurar la libre contaminación.
  7. Entrega: En este punto coinciden todos: no trabajan con efectivo sino con transferencia, tarjeta de crédito u otro tipo de pago.

En conclusión, las medidas de seguridad alimentaria adecuadas, el servicio de delivery puede convertirse en una buena alternativa para quienes, por diversos factores no pueden salir a la calle, o para aquellos que prefieran quedarse en casa y disminuir las posibilidades de contagio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here