La hiperconectividad, la industria 4.0 y la omnicanalidad están alterando la cadena de suministro e impulsando la logística 4.0. Este nuevo paradigma apuesta por la digitalización que tiene su origen en la cuarta revolución industrial.

Logística 4.0 no es una revolución en las técnicas de gestión de la cadena de valor, sino el nexo de esta última con las nuevas tecnologías y la mejora que, en los problemas tradicionales asociados, pueden darnos estos avances”. (https://www.esic.edu/Francisco González) No deja de ser, en el fondo, una conexión de las soluciones más avanzadas con nuestras necesidades tradicionales.

Concepto de la Logística 4.0

Se puede definir la logística 4.0 como una logística moderna que incluye la digitalización, la interconexión y la informática en la nube. No está limitada al transporte únicamente, sino que sus responsables se encargan de coordinar de forma multifuncional la logística de la cadena de suministro.

El concepto Logística 4.0 no es científico, sino más bien una idea desarrollada por compañías privadas, empresas y algunas instituciones. En el fondo, más que una ciencia es un conjunto de soluciones para una disciplina empresarial. La logística 4.0 pertenece, en todo caso, al paradigma de gestión actual. No cabe duda de que logística 4.0 es un término sensiblemente más limitado que industria 4.0 a pesar de basarse en supuestos similares.

La logística 4.0 pretende una comunicación directa entre las instalaciones, los productos, las personas, la logística y las máquinas. Al integrar la logística en un momento temprano de la etapa de suministro, vas a optimizar la producción justo a tiempo.

Uno de los sectores que representan los altos costos de la cadena de suministro es el sector de los transportistas que se espera una mayor seguridad para planificar y utilizar de forma óptima la flota de vehículos, reduciendo los tiempos de espera en los puntos de carga.

La logística 4.0 está dedicada a conseguir los objetivos de mejora en la cadena de suministro y a generar la información pertinente, los Indicadores de Desempeño KPI y otros elementos de gestión que permitan tomar las decisiones correctas en cada momento.

Por tanto, la logística 4.0 no se distingue por ser la aparición de un nuevo paradigma en elementos o capacidad de gestión, sino más bien por ser una conexión de tecnología. La mayor influencia se verá en las áreas del mercado minorista, producción y SCM (supply chain management o gestión de la cadena de suministro) sin que se esperen mayores disrupciones en otros sectores de actividad.

Las soluciones tecnológicas de la logística 4.0 se basan, además, en el uso de drones, vehículos autónomos, sensores, Big Data, GPS, RFID, M2M, Blockchain, otros… Un ejemplo de implementación de la tecnología RFID, pudiendo la misma integrarse con otras tecnologías como Blockchain, GPS, permitiendo un control de toda la cadena de suministro desde las necesidades del cliente hasta la medición de la satisfacción de los clientes y los consumidores finales.

La logística 4.0 combinan dos aspectos fundamentales como son: Los procesos y los aspectos técnicos. Los procesos son competencia de las acciones de la logística 4.0 y los técnicos incluyen las herramientas y tecnologías que apoyan los procesos internos en las cadenas de suministro. Por ello la logística 4.0 tiene como objetivo ampliar la eficiencia y el rendimiento de cada una de las partes de la cadena de suministro.

A corto plazo, logística 4.0 da nombre a una serie de procesos estrechamente relacionados entre miembros independientes que hacen uso de una gran cantidad de datos y A medio plazo, es un conjunto de sistemas autónomos de auto organización que están incluidos dentro de otros sistemas.

Los objetivos anteriores, por tanto, deben lograrse realizando:

  • Una integración vertical de los miembros relacionados con subsistemas jerárquicos en la organización.
  • Una integración horizontal relacionada con la cooperación entre entidades jurídicas externas.

Retos de la logística 4.0

La logística 4.0 no es el futuro, es la realidad de la Gestión Logística.  No obstante, para que la digitalización alcance a todos los ámbitos del almacenaje y reparto de productos, hay que superar una serie de retos:

  • Logística inteligente

Integrar la logística inteligente supone sacar partido a todas las oportunidades tecnológicas que hay disponibles en el mercado mediante varios softwares de gestión, que facilitarán la automatización de los procesos en los almacenes.

  • Anticipar las necesidades del cliente

Las herramientas de análisis desarrolladas cruzan los datos relacionados con los pronósticos meteorológicos, históricos de ventas, la actualidad local o las conversaciones en redes sociales. Tras este cruce, se puede obtener una aproximación real acerca del escenario al que te enfrentarás. En ese sentido, incorporar el Big Data a la logística permite predecir las necesidades de los clientes y, como consecuencia, podrás anticiparte desarrollando acciones de abastecimiento fiables.

  • Reducir los tiempos de respuesta y limitar la producción

El sector retail trabaja con producciones cortas, debido a su alta rotación de todas sus referencias en las tiendas online y en los establecimientos físicos, lo que obliga reducir el tiempo de respuesta en la entrega de los pedidos y a trabajar con partidas más pequeñas. Como consecuencia, se consigue un producto mejor adaptado a las exigencias de los consumidores, ganando flexibilidad y sin perder la eficiencia de la gestión de grandes volúmenes y la organización del trabajo en cadena.

  • Favorecer la omnicanalidad

En la actualidad hay más canales de atención al cliente y, en cada uno, se aborda dicha atención de manera diferente, por lo que existe una discordancia en el 

tratamiento de las órdenes. Al unificar la gestión de mercancías y acelerar la preparación de los pedidos, se puede poner fin a dicha discordancia.

  • Trazabilidad

Mejorar la eficiencia logística supone un control de la trazabilidad de los productos durante toda la cadena de distribución, aquí es donde entran las tecnologías disruptivas como son el Blockchain y la tecnología RFID que se encargan de monitorizar la posición de los objetos, y los sistemas informáticos que integran la cadena de suministro.

Ventajas de las tecnologías y del concepto logística 4.0

  • El ahorro en pasivo laboral.
  • La alta estandarización de la vinculación entre las funciones logísticas y la gestión de la información.
  • El uso de tecnología puntera.

La trasformación digital y el futuro de la logística 4.0 deben adaptarse completamente a las necesidades de los clientes y se van a caracterizar por la mejora en la distribución, una mayor eficiencia y una reducción en los tiempos de entrega.

Hoy ya contamos con la interacción del Big Data, el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial y la computación en la nube. Esta combinación está produciendo nuevas plataformas digitales que se agilizan gracias a la conectividad, todos los procesos.

En la actualidad, los consumidores demandan servicios personalizados y adaptados a sus ritmos de vida, por este motivo, la logística 4.0 ha encontrado un espacio atractivo con el que ayudar a las empresas a dar respuestas optimizadas para sus clientes. Como parte del concepto, las tecnologías más actuales y las empresas más avanzadas cuentan, asimismo, con gafas de realidad virtual, cintas transportadoras inteligentes, puertas, carretillas elevadoras, vehículos automáticos, etc.

La Logística 4.0 requiere de recursos humanos altamente calificados para integrarse a todas las tecnologías desarrolladas a estos nuevos esquemas, que ya es una realidad en las grandes empresas dedicadas a la Logística y Cadenas de Suministros, reconociendo que vivimos en un mercado globalizados, lo que nos une definitivamente son los avances tecnológicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here