Por: Ing. Arcadio Henríquez, MBA

En los últimos días hemos vistos diferentes desastres naturales casi en todo el mundo desde, terremotos, Huracanes, inundaciones, derrumbes, tsunamis entre otros que han afectado a poblaciones y ciudades cada vez más frecuentes. Todo esto se atribuye principalmente al cambio climático y según algunos científicos, en el futuro previsible, esto no hará más que empeorar. Lo que significa que debemos estar atentos y de preferencia estar preparados para estas contingencias.

La frecuencia de los terremotos, mega tormentas y olas de calor y frío han aumentado considerablemente en las últimas décadas. La densidad de población en las áreas que se encuentran afectadas por las inundaciones, los ciclones y huracanes hace que, se pierdan más vidas, Como lo que hemos visto en los últimos meses.

La verdad es que la población está poco preparada para la eventualidad de desastres, y los refugios se construyen para los huracanes y tornados, sin embargo, la pérdida de la propiedad sigue siendo un problema, y ​​la predicción de muchos de los distintos desastres naturales no es tarea fácil. A pesar que los científicos, geólogos, y observadores de tormentas trabajan duro para predecir catástrofes y evitar el mayor daño posible.

La gravedad de un desastre se mide en pérdidas de vidas, pérdidas económicas, y la capacidad de la población para la reconstrucción. Los eventos que se producen en zonas despobladas no se consideran desastres.

¿Qué son los Desastres Naturales?

Los desastres naturales son fenómenos de distintos ámbitos de la naturaleza que,   muchas veces, ocurren de forma inesperada, provocando todo tipo de daños para la humanidad. Ocurren de diferentes maneras y por diversos causales, provocando muerte y destrucción en todo el mundo.

Un desastre natural es aquél causado por la naturaleza. En esta categoría encontramos por ejemplo desde volcanes, terremotos, huracanes, tifones, tsunamis o avalanchas a sequías o a edades del hielo, entre otras.

Características de los Desastres

Los desastres naturales se caracterizan por ser originados por la naturaleza causando situaciones que afectan a la humanidad como, por ejemplo:  Damnificaciones de viviendas y caminos, destrucción de estructuras y servicios básicos, pérdidas de vidas y cortes de servicios básicos.  Terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis y huracanes son ejemplos de amenazas que aún no pueden ser intervenidas en la práctica, mientras que inundaciones y deslizamientos pueden llegar a controlarse o atenuarse con obras civiles de canalización y estabilización de suelos.

Una lista representativa de los fenómenos naturales que pueden originar desastres o calamidades, es la siguiente: Terremotos, Tsunamis, Volcanes, Huracanes, Inundaciones, Derrumbes, Sequías, Desertificación, Deforestación, Epidemias,

Los desastres de origen antrópico pueden ser originados intencionalmente por el hombre o por una falla de carácter técnico, la cual puede desencadenar una serie de fallas en serie causando un desastre de gran magnitud. Entre otros desastres de origen antrópico pueden mencionarse los siguientes:  Guerras, Terrorismo, Explosiones, Incendios, Accidentes, Contaminación, Colapsos e Impactos

Cada desastre es único. Esta premisa nos debe alertar sobre las dificultades que entraña la reacción logística ante cualquier acontecimiento con consecuencias catastróficas. Las condiciones geográficas, climáticas, orográficas, entre muchas.

Papel de la Logística en los Desastres Naturales

La logística es el elemento más importante en cualquier esfuerzo de ayuda ante un desastre y el que hace la diferencia entre una operación exitosa o fallida. Además, es la parte más costosa de cualquier ayuda ante desastres, se estima alrededor del 80% del costo total de la ayuda

En desastres naturales la logística es llamada “Logística humanitaria y son mucho más complejas que las de la logística de negocios o empresariales. No solo porque se requiere responder inmediatamente a situaciones no predecibles en lo que respecta a la demanda (cuánto), sino también porque no se tiene certeza de cuándo, dónde y cómo se proporcionará la ayuda.

     

En los lugares propensos a los desastres naturales, en donde se suele contar con planes de contingencia y evacuación, siempre existen variaciones y eventualidades que escapan a todo pronóstico.  Adicionalmente, hay que agregar la complejidad de que las donaciones provistas sean las que realmente se necesitan y no otras que únicamente provoquen la saturación de los almacenes de las organizaciones humanitarias. Tambien se debe considerar la problemática de políticas locales (por ejemplo, aduaneras) que provocan cuellos de botella y frenan el flujo de los recursos requeridos para cubrir las necesidades básicas para la sobrevivencia de las personas afectadas.

Algunas estrategias en la preparación para una catástrofe incluyen:

  • Selección y capacitación de las personas que se harán cargo de planear, coordinar e intervenir en caso de desastre.
  • Conformación de los diferentes Comités de Emergencia
  • Una adecuada coordinación con los diferentes organismos (gobierno, instituciones privadas, ONG, la propia comunidad, comunidades vecinas, etc.) para gestionar adecuadamente las ayudas en caso de siniestro del gobierno responsable de la gestión de mitigación de los desastres en el país.
  • Almacenar, codificar y utilizar la información sobre eventos anteriores para mejorar las estrategias de prevención y ayuda.
  • Administración de operaciones (actividades de logística, centros de acopio, centros de atención sanitaria, albergues, diseño de las rutas de distribución de los recursos y de las vías de evacuación, etc.).
  • Asignación de recursos financieros para las operaciones.

Durante la ejecución de las operaciones logística, es decir, en la fase de ayuda luego del desastre, la gestión Logística enfrenta una demanda incierta, falta de fuentes de suministro y de dificultades en la red de transporte. Para ello, la rápida especificación de los recursos y la identificación de las fuentes de abasto es fundamental para satisfacer la demanda y evitar la acumulación de materiales no requeridos (combinación de concepto de Just in Time y la gestión de abastecimiento). Además, el transporte de productos hacia la zona afectada debe tomar en cuenta la rapidez de los flujos y garantizar la higiene, calidad y conformidad de los productos y materiales enviados.

La logística aplicada a desastres es un campo que implica altos desafíos, mucha experiencia, conocimientos y acompañado por un personal con vasta experiencia en la mitigación de los desastres naturales, con lo que esta combinación permite hacer una excelente gestión.

La adquisición, almacenamiento, movilización, la distribución y en general todas las actividades relacionadas con la provisión de asistencia material a las personas afectadas por los desastres, así como aquellos suministros utilizados por las organizaciones en sus tareas de asistencia, necesitan de un marco mínimo de organización que permita un manejo eficiente y un mayor aprovechamiento de estos recursos.

La logística para el manejo de los suministros humanitarios no debe ser improvisada en el momento de la emergencia, sino más bien debe ser incorporada como una actividad preponderante en la planificación y los preparativos para emergencia de los países y las organizaciones que trabajan en este campo.

Todos los mecanismos que se utilizarán para normalizar los diferentes procesos, todos los documentos necesarios para registrar la información y permitir el control, seguimiento y monitoreo de los suministros y en general, todas aquellas actividades requeridas para el despliegue logístico durante una emergencia, deben ser preparadas, conocidas y probadas con anterioridad.

Los diferentes momentos en el recorrido de los suministros desde su origen hasta llegar a sus destinatarios, sean las organizaciones que atienden las emergencias o los beneficiarios mismos de esta asistencia, constituyen una cadena cuyos segmentos están estrechamente vinculados y que la gestión de cada uno de ellos repercute en los resultados de los demás.

Acciones logísticas y de planeación ante desastres naturales

La decisión logística y de transporte no debería ser tomada en circunstancias apremiantes, sino derivado de una actividad planificada y con preparativos adecuados. La emergencia surge en el lugar y en el momento menos esperado y aun cuando ciertas sociedades sí cuentan con un cierto nivel de preparación, las más de las veces, la catástrofe supera cualquier realidad (Tsunami en Tailandia, Huracán en Nueva Orleans, otro Tsunami en Japón, Terremoto en la Ciudad de México, etcétera). La planeación se deberán seguir acciones que tienen que ver con:

  1. Análisis de costos con el propósito de reducir al mínimo el gasto, pues nunca se sabe cuánto durará la emergencia y la necesidad de dinero casi siempre va en aumento.
  2. No se debe dejar de lado un control de calidad, pues acciones equivocadas o materiales defectuosos sólo agravarán las cosas.
  3. Negociar con proveedores que puedan efectivamente poner a disposición productos necesarios, por lo que posiblemente se tenga que pagar un precio más alto, por las circunstancias en donde está en peligro la vida humana.
  4. Desplazamiento de personas (bomberos, rescatistas, médicos, entre otros) a la zona de desastre, pues implícitamente se está poniendo en riesgo una nueva vida y de todos es sabido que un porcentaje de víctimas en estos desastres, es justamente este grupo de personas que arriesgan su integridad con el propósito de socorrer a las víctimas.
  5. Garantizar muchas medicinas y alimentos requieren de refrigeración, lo que resulta un verdadero desafío, pues probablemente ya no se cuente con suministro eléctrico en la zona devastada.
  6. Considerar el riesgo de contaminación tanto del agua como de otros víveres, lo que puede inutilizar el esfuerzo realizado para llevarlos hasta el lugar del desastre.
  7. Definición de rutas y medios posibles a través de mapas y señalizaciones estratégicamente ubicadas.
  8. Atender en el lugar a los heridos y enfermos, en muchos casos hay necesidad transportar a instalaciones hospitalarias mejor equipadas, por lo que se tendrá que planear la logística que permita sacar al afectado en el tiempo mínimo y que todavía permita salvar su vida.

La dinámica del desastre afecta múltiples infraestructuras, pero al mismo tiempo se pueden tomar decisiones para reconstruir los tramos más críticos para restablecer a la brevedad accesos a la zona dañada.

Un sistema de logística aplicado a desastres debe formar parte de otro sistema que a nivel nacional contemple análisis de riesgos reales, potenciales y los denominados suplementarios. Este sistema nacional deberá igualmente estar coordinado con las instancias mundiales.

Los temas de planeación en diferentes planos y la capacidad de ejecución en el lugar del siniestro tienen igual importancia. A esto habrá que agregar una serie de factores que siempre actúan en contra de la adecuada respuesta a la emergencia.

Conclusiones

La logística para los desastres parece un área novedosa pero particularmente difícil, pues en teoría se prepara para lo impredecible. Además, las repercusiones de la catástrofe normalmente superan con mucho los recursos previstos y si bien su propósito no es lograr una ganancia, su éxito tiene que ver con un reto mucho mayor: salvar una o muchas vidas.

Si se trata de un incendio, una inundación, un terremoto o un tsunami la logística cambia por completo, de ahí la importancia de lograr un mapa mundial, regional, nacional y local de riesgos, pues eso permite orientar la logística desde antes del acontecimiento, logrando una mayor capacidad de respuesta.

afortunadamente el desarrollo tecnológico se ha convertido en un importante aliado para las organizaciones y las personas que buscan intervenir en casos de desastre: los sistemas geográficos de información y las comunicaciones celulares y muchas otras, representan una nueva oportunidad para ser más efectivos en acciones de rescate.

podemos decir que la fórmula ante los desastres es: prevenir, estar alerta, estar preparado y esperar la ayuda profesional en un entorno de solidaridad y sobre todo nunca perder la esperanza.

Fuentes Bibliográfica

  • https://obsbusiness.school/es/blog-investigacion/logistica/desastres-naturales-logistica-humanitaria#:~:text=La%20log%C3%ADstica%20es%20el%20elemento,(Van%20Wassenhove%2C%202006).
  • https://thelogisticsworld.com/historico/logistica-aplicada-a-la-atencion-de-desastres-2/
  • Director del Instituto Logístico y Autor del Tratado Práctico de los Transportes en México.
  • Libro: Desastres Naturales: Causa Efectos y Consecuencias. Autor: Arcadio Henríquez. 2020
  • https://www.caribbeannewsdigital.com/es/huracanes/laura-deja-cuantiosos-danos-en-haiti-y-dominicana
  • https://obsbusiness.school/es/blog-investigacion/logistica/desastres-naturales- logística-humanitaria
  • https://www.dlatinos.com/marco-se-degrada-a-tormenta-tropical-laura-se-intensifica/tormenta-laura/

 

2 Comentarios

  1. La organizaci n humanitaria Cruz Roja es un verdadero mega operador log stico de escala mundial que opera en todas las fases de esta actividad cuando debe actuar frente a las catastrofes. El incre ble incremento de estas en los ltimos a os, exige la necesidad de m s profesionales que abracen esta causa noble. La log stica en las zonas de desastre es bastante nuevo. Comenz en el a ocuando en la Cruz Roja hubo una reestructuraci n en el rea. El movimiento se compone de 183 sociedades nacionales, las cuales son independientes pero todas ingresan en la Federaci n Internacional de Sociedades de Cruz Roja Media Luna Creciente. (IFRC), la cual se encarga de los desastres naturales. En cada pa s existe una Sociedad Nacional de Cruz Roja o una Media Luna Creciente (NS), que trabajan en conjunto con el Comit Internacional de Cruz Roja (ICRC) cuya sede est en Ginebra. Este comit se encarga principal-mente de todo el rea de conflictos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here